Herramientas financieras para emprendedores

finanzas-1

Muchas frases han pasado por la mente de aquellos que desean iniciar un negocio: Ya el negocio está en marcha y quiero establecerlo pero tengo problemas en el manejo de las finanzas y encontrar herramientas para controlar mis gastos.

Determinar cuánto ahorrar para tener una cantidad de dinero determinada en un momento dado, aprender a interpretar adecuadamente los estados financieros de la empresa que me permitan calcular de una manera confiable los principales índices financieros y que me permitan tomar decisiones oportunas que me generen rentabilidad, solvencia, liquidez y eficiencia para evaluar en materia económica mi proyecto.

La forma en que generamos nuestro dinero es muy importante, dependiendo de la actividad a la que nos dediquemos, nuestras fuentes de ingresos tendrán una mayor o menor estabilidad, y esto tendrá una repercusión directa en la cantidad de dinero que entre en nuestra cuenta así como en la frecuencia en que lo hace.

Algunas personas trabajan sólo para pagar deudas, otras lo invierten en diversión, juegos de azar o en productos y actividades innecesarias. Sin embargo, también están aquellos que prefieren “desembolsillar” una determinada suma de dinero en un negocio que les pueda traer beneficios en un futuro. Existen múltiples formas en que podemos “gastar” nuestro dinero, lo difícil está en saber cómo distribuirlo.

Cada individuo debe saber cuáles son las herramientas con las que cuenta, para planear sus finanzas, al momento de adquirir un vehículo, una vivienda, montar un negocio propio, pagar las mensualidades escolares y actividades extra curriculares de los hijos, viajes vacacionales e infinidad de actividades, tanto personales como laborales. Aspecto muy importante para tomar en cuenta si nuestro deseo es ser financieramente independientes.

He escuchado varios casos que al momento de emprender un negocio propio no toman en cuenta los gastos personales, las deudas y compromisos adquiridas y en otros casos aceptan créditos simplemente para salir de un apuro a corto plazo y esto genera un problema a largo plazo. Para aventurarnos en el mundo de emprendedores, debemos sincerar todas y cada uno de nuestros compromisos que me generan una toma acertada de decisiones.

A la mayoría de las personas les cuesta muchísimo ahorrar; no perciben esta responsabilidad como una prioridad en su vida, y más aún si ya se comprometieron con una serie de gastos periódicos. Sin embargo, su tranquilidad y la de su familia no tienen precio. Para ello es importante que, mensualmente, usted revise su patrimonio y los gastos innecesarios que están haciendo “ruido” en el balance personal.

Sea consciente a la hora de pedir un crédito. Primero reflexione si realmente esta solicitud es una prioridad en su vida o si se está dejando llevar por aquel anuncio publicitario que le otorga la facilidad de pagarlo a “cómodas cuotas”, por ejemplo. Incluso, hoy en día existen muchas entidades bancarias que están impulsando campañas informativas que instruyen al cliente acerca de cómo cuidar su crédito.

Elabore un plan a través del cual sepa exactamente cuál es su flujo de caja mensual. De esta forma, Usted podrá prevenir situaciones inesperadas y, lo más importante, brindarle bienestar y tranquilidad a su familia.

Hay que tener presente:

Los primeros pasos son complicados porque no es fácil deshacerse de los hábitos erróneos que hemos desarrollado durante la mayor parte de nuestra vida, así que el principal y mayor enemigo que vamos a tener para comenzar a actuar de modo correcto somos nosotros mismos. En muchas ocasiones, cuando llevemos a cabo decisiones en el sentido opuesto al de la inmensa mayoría de nuestros conocidos, nos vamos a sentir incómodos y nos preguntaremos si hemos adoptado la decisión acertada.

Los ingresos en la mayoría de los casos cuando emprendemos un negocio son muy bajos. Si este es tu caso, no te desanimes.

No todo el mundo está preparado para alcanzar la independencia financiera. A unos les puede fallar la actitud, a otros las aptitudes… hay muchos factores que inciden en el resultado final.

Si elaboras un presupuesto trata de seguirlo al pie de la letra, evita gastos innecesarios. ¡AHORRA! Si deseas hacer un plan de ahorro te recomendamos conocer primer tus gastos para luego hacer un presupuesto.

El camino que lleva a la independencia financiera es un camino multidisciplinario. Por supuesto que es posible alcanzar la libertad financiera.

Si hay algo en lo que todos los asesores financieros están de acuerdo es que los individuos que comienzan antes a tomar las riendas de sus finanzas son aquellos que toman las mejores decisiones y que menos apuros pasarán a lo largo de su vida. ¿A qué esperas para comenzar a planificar tu vida financiera?