Guía para Invertir

inversionfinanciera476_0

La forma en que generamos nuestro dinero es muy importante, dependiendo de la actividad a la que nos dediquemos, nuestras fuentes de ingresos tendrán una mayor o menor estabilidad, y esto tendrá una repercusión directa en la cantidad de dinero que entre en nuestra cuenta así como en la frecuencia en que lo hace.

Algunas personas trabajan sólo para pagar deudas, otras lo invierten en diversión, juegos de azar o en productos y actividades innecesarias. Sin embargo, también están aquellos que prefieren “desembolsillar” una determinada suma de dinero en un negocio que les pueda traer beneficios en un futuro. Existen múltiples formas en que podemos “gastar” nuestro dinero, lo difícil está en saber cómo distribuirlo.

Cada individuo debe saber cuáles son las herramientas con las que cuenta, para planear sus finanzas, al momento de adquirir un vehículo, una vivienda, montar un negocio propio, pagar las mensualidades escolares y actividades extra curriculares de los hijos, viajes vacacionales e infinidad de actividades, tanto personales como laborales. Aspecto muy importante para tomar en cuenta si nuestro deseo es ser financieramente independientes.

Todos queremos mejorar nuestra situación económica. A todos nos gustaría que nos suban el sueldo, obtener más clientes o contratos más grandes ¿no es verdad? y nos preguntamos porqué hay personas que sí lo logran, ¿qué hacen de diferente?, ¿cómo hago algo parecido?

Robert Kiyosaki.  Habla sensibilización sobre la situación financiera de la mayoría de personas y sus implicaciones. Cómo identificar los componentes de la hoja de balance y su patrón personal de flujo de caja.

La toma de decisiones de inversión no es algo que se deba tomar a la ligera. Usted tiene que elegir un camino entre varios; esa elección influirá en su capacidad financiera, presente y futura.

Consejos de Inversión

Conozca bien sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados para su perfil. Tómese su tiempo y compare alternativas hasta encontrar la que mejor se ajusta. Nunca invierta en productos que no entienda.

Busque consejo profesional para la toma de decisiones de inversión, pero recuerde que la responsabilidad final es suya. Para evitar disgustos, mantenga contacto con su intermediario y determine el alcance de sus responsabilidades y libertad de actuar, así como su estilo y filosofía.

Solo destine a la inversión el excedente entre sus ingresos y sus gastos comunes. Elimine primero las deudas por las que paga altos intereses y sane su situación financiera actual, antes de tomar decisiones de inversión.

Evite las modas y los gurús de turno, así como la toma de decisiones emotivas. No persiga los éxitos de ayer. Las rentabilidades históricas no son ninguna garantía de rentabilidad futura. Nadie sabe lo que harán los mercados. La disciplina y paciencia son rasgos importantes para el pequeño inversor. El miedo y la avaricia son sus enemigos. Hay que evitar “comprar caro” cuando los mercados viven momentos eufóricos y “vender barato” en los momentos de crisis.
Nunca comprometa su dinero sin entender la inversión y los riesgos que conlleva, y recuerde que no existe rentabilidad sin riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.