Presupuesto

presupuestovigencia Quizás para algunos, elaborar un presupuesto les suene a algo complicado o le sugiera imágenes desagradables, como privarse de cosas que desea o, incluso, de las necesarias. La buena noticia es que realizar un presupuesto es la forma más eficaz para sacar todo el partido a nuestro dinero. Su confección y seguimiento pueden resultar incluso divertido.

Registra a detalle los ingresos y gastos de una persona u organización tanto a corto como largo plazo, uno de sus múltiples beneficios es que nos ayuda a establecer metas y aclarar nuestras finanzas y la acertada toma de decisiones.

El presupuesto es un método muy efectivo para llevar nuestras finanzas en orden, ver en que estamos bien y que es lo que nos está fallando, es una radiografía que nos indica que tan enfermos estamos (financieramente) y al mismo tiempo es muy útil a la hora de crear un plan financiero.

Al elaborarlo nos mostrará en qué se nos va el dinero, ayudará a priorizar los gastos, reducir o eliminar deudas, apartar cantidades para invertir y ahorrar teniendo en cuenta los objetivos a largo plazo, hacer previsiones de futuro y llevar un seguimiento y control para no desviarnos.

Hay dos maneras para estimar nuestros costos: la primera es calcularlos de acuerdo con tu propia experiencia. Esta forma de estimar costos es muy útil porque permite, además, conocer los problemas que tal vez no se hayan notado antes.  Los costos estándar servirán para tener presupuestos más exactos y tomar después las medidas necesarias para ajustarse a ellos.

Se puede encontrar dos  grandes ventajas al planear y hacer presupuestos: facilitar la utilización adecuada de los recursos, proporcionar eficiencia en las operaciones, ayudar a lograr una buena planeación de las empresas y mostrar los resultados que se obtendrán de poner en práctica los planes. Sin embargo, aunque hacer presupuestos ayuda a manejar una empresa, eso no es todo. Tiene limitaciones también, porque están basados en estimaciones, en proyecciones, y si no se hacen bien, no se obtiene ningún resultado que traiga beneficios. No hay que dejar de lado que los presupuestos deben estarse  adaptando y actualizando constantemente, o podríamos caer en el peligro de echar por la borda todo el trabajo realizado.

 Preguntas Frecuentes

¿Existe alguna herramienta que me ayude a formar una estructura de mi presupuesto?  Existen muchas herramientas y aplicaciones. Hojas de cálculo tradicionales hasta software especializado. Sí usted lo prefiere, se puede elaborar con papel y lápiz. Lo importante es que si decide hacerlo, la haga de manera realista.

¿Qué sucede si al elaborar mi presupuesto descubro que el dinero no me alcanza? Es un punto favorable porque nos damos cuenta que vivimos por encima de nuestras posibilidades, acostumbrando gastar el dinero que no se posee. Esto sólo lo llevará con el paso del tiempo, a un problema de endeudamiento serio.

¿Qué pasa si con esto descubro que tengo un problema financiero? Un problema financiero es posible solucionarlo, siempre lo es. Lo importante es tomar la decisión y que contemplar que llevará tiempo, a veces mucho, pero vale la pena, pues logrará agregar valor a su patrimonio.

Más allá de herramientas y asesoría financiera, ningún presupuesto funcionará si no se realiza de manera realista; incluyendo todos los ingresos y egresos con que la persona cuenta. Y más aún, ninguna reestructuración o asesoría financiera funcionarán, si el usuario no cumple con la parte más importante, con la parte que a él le toca, con su parte: la disciplina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.