Compromisos para ser líder

liderEs para aquellos que tienen la capacidad y el valor de comprometerse, de sembrar disciplinada y cuidadosamente para cosechar, que estén dispuestos a someter sus deseos inmediatos por un futuro más elevado que saben que en su voluntad tiene el mando de su vida y que, definitivamente, nunca estarán conformes hasta lograr encontrar el camino a la plenitud.

Muchos podemos decir que Decidir es lo máximo en cuanto a libertad. Tenemos, la libertad de escoger entre las alternativas que se nos presenten, cuando ponemos de manifiesto aceptar o rechazar cualquier opción es nuestra voluntad que dice “presente”, las consecuencias de la toma de decisiones es mi responsabilidad; el camino elegido, la carrera que ejerzo, formar una familia, quedarme soltero, elegir un trabajo o algo simple…escoger un helado.

En el ámbito organizacional, si aspiramos alcanzar la Excelencia, se hace necesario un cambio de actitud de nuestra parte y todo el equipo que nos apoya para que todos estemos en sintonía y nos contagiemos del espíritu de querer hacer las cosas y no “tener que hacerlas” porque sí existe una diferencia. El querer, es a voluntad; es alegre y enérgico, cargado de lo que llamamos “buena vibra”, el tener, cuando lo haces casi arrastrando los pies.

La mejora continúa en liderazgo y cualquier área de nuestra vida, requiere Compromiso el ir fomentando valores, hábitos nos exigen un plus, ese adicional que a veces nos cuesta un poco que al final nos garantizará crecimiento en todos los niveles mezclando dedicación y un pequeño aporte diario.

¿Cómo logramos esto? En la organizaciones e incluso en nuestras casas hacemos un inventario de todo lo que hay, las cosas que no son útiles, las que están por reparar y los materiales que hay que comprar, haciendo esto tenemos una visión clara de los elementos con los que contamos y que debemos mejorar. Es hacer, una reingeniería.

Uno de los factores más resaltantes en esta reingeniería es ir haciendo espacio para agregar cosas nuevas y útiles, sacar esos hábitos que nos anclan como; apatía, flojera agregados como estilos de vida que lo hemos ido alimentando y acrecentando.  Podemos tomar decisiones para hacer cambios importantes.

Si tienes la sensación de que estás abrumado que “no tienes tiempo” que son  demasiado los asuntos por atender; es importante hacer un alto y reflexionar. Muchos son los elementos  que permiten al líder estar conscientes de sus puntos fuertes y como mejorar esos débiles que le permiten tener la vitalidad y entusiasmo para hacer trabajos de calidad y realizar grandes obras. La seguridad económica no radica sólo en las reservas monetarias ni en las propiedades, ni en los bienes que tengan acumulado sino en tu capacidad de producir riqueza a través de tus pensamientos y esfuerzo constante, la seguridad debe estar dentro de nosotros mismos.

Los líderes son capaces de Motivar, impulsando y exigiendo autonomía de tal manera que los miembros de su equipo se sientan comprometidos con los objetivos por qué son también suyos. Potenciar la autocrítica colectiva. Ser responsables de crear un clima en el que quepa la libre opinión, en el que sea natural tanto la aceptación como la discrepancia y en el que los enfrentamientos sean cambiados por negociaciones.

Hoy en día el desempeño tiene que ser ágil, flexible, rápido, contundente, imaginativo,  pero cualquier estrategia que se ponga en marcha tiene que tener presentes esos valores que inspiran. Cuando se pierde de vista los valores, se pierden las referencias, el compromiso y solo importan los resultados del presente más cercano. Dejamos de pensar y nos dedicamos solo a actuar. Es imprescindible la transmisión de Valores. Conseguir sinergias que logren la colaboración entre diferentes colectivos es uno de los principios clave para construir equipo. Que todos “vistan la misma camiseta y con el mismo escudo”