Innovar en tiempos difíciles

845curso creatividad la salle

Innovar es convertir ideas en productos, procesos o servicios nuevos o mejorados que el mercado valora.

 

A diario las empresas se atribuyen en declaraciones y slogan que son innovadoras. Pero ¿qué es realmente la innovación? ¿Qué hace a una organización o a un producto innovador? ¿Son las empresa venezolanas realmente innovadoras, o pueden serlo en un entorno que no lo propicia?

“La innovación parte de la acción y hay que plantear metas claras “lo segundo es involucrar a la gente con incentivos concretos, “a veces la gente en la empresa no innova porque no se lo han pedido o porque no le han planteado el reto de mejorar su área de trabajo”. También recomienda mantenerse en estado permanente de observación y más aún de comunicación con la audiencia, lo cual en la actualidad se puede hacer muy fácilmente a través de canales digitales y redes sociales.

Si tomamos en cuenta a compañías que son ejemplo de innovación, porque han logrado cambiar al mundo con sus productos y alta tecnología, podemos concluir que no partieron de algún estudio de mercado para dar así con necesidades del consumidor. Más bien, son el resultado de hombres con ideas maravillosas que revolucionaron nuestras vidas; aquí nos referimos a productos que no han sido anhelados por nadie, pero llegaron para ocupar un vacío que el mismo hombre ha creado.

El fax, el post-it, el CD, todas esas innovaciones responden a la imparable ansiedad del hombre en crear mejores herramientas y alternativas para elevar la calidad de vida. Por lo tanto, innovación es eso que nace de la inteligencia racional en beneficio de lo emocional.

Hace muchos años que en publicidad no se innova realmente. Innovar no es inventar como en tecnología. Innovar es crear nuevas formas, para poner al servicio de nuestros clientes sorprendentes maneras de generar mejores resultados, es decir, un modelo diferente (innovador) de pensar y abordar proyectos.

Tenemos retos que afrontar y para ello debemos innovar. Pensar en proyectos de comunicación que descartan la premisa única de que una campaña publicitaria es la solución. Transformar el diseño operativo de las agencias haciéndolas más eficientes hasta en lo creativo. Buscar pensar diferente y así tendremos resultados diferentes, es innovación.

Nada innovador saldrá de tus pensamientos sino eres creativo con tu vida y las cosas que haces. Para conseguir cambios, una opción es comenzar a acercarnos más al arte en todas sus facetas. La creatividad, cuando llega fuera de las parcelas de nuestro trabajo, es una fuerza motivadora. Hay que incorporarla también desde allí.

Haz tu propia estrategia creativa: por lo menos una vez a la semana escoge una actividad cultural, la que sea, y anímate a asistir. Se ampliará tu capacidad de observación. Te harás más curioso y más sensible. Podrás renovarte en cada experiencia y tendrás más inspiración para producir cosas creativas.

Innovar es también pensar en los demás, es respeto, es contemplar, tener la capacidad de admitir fallas y compartir aciertos. Innovar es hacer lo que otros no están dispuestos a hacer. Innovar es ese proceso de fallos que repetimos, hasta que terminamos encontrando algo que encaja y que funciona. Las personas creativas aprenden a no tomarse demasiado a pecho los errores.

Es obvio que no existe una sola organización que se pueda llamar innovadora sin que los que trabajen en ella sigan haciendo acciones cotidianas. Pero las que brillan se atrevieron a arriesgarse, a no estancarse, a recordar, reflexionar, observar e imaginar con soltura. Cuando más logremos escapar de esa manera dominante de pensar y probemos nuevos enfoques, más probabilidades tendremos de escribir ese primer paso en nuestro propio manual.

 

Con información | Revista Producto

 

Copia de @_LluevenIdeas (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.