Paradigmas y Competencias

Photo of hands of businesspeople during discussing

Hay dos aspectos importantes en la gerencia, uno es mirar hacia dentro, apreciar y ajustar la realidad interior del gerente, los recursos con los que cuenta, a las exigencias de una organización de alto desempeño.

Otro; es mirar hacia fuera, y definir lo que hay que hacer, en la empresa (sistemas, recursos, personal, tecnología), para crear la visión y el plan estratégico que la organización requiere.

Un paradigma es una información organizada, “un conjunto de normas y reglas que establecen nuestras fronteras y límites de acción y que nos permiten ser exitosos dentro de las mismas”.

Cuando un paradigma dentro del grupo está caduco porque no permite el crecimiento del mismo, porque lo está limitando, entonces es necesario “cambiar el paradigma”, que trascienda hacia el establecimiento de nuevos límites que afecten positivamente al grupo.

Con un sano cambio de paradigma nos permite pasar de tareas del ayer como: planificar, organizar, dirigir, coordinar, controlar. A la fase de: imaginar, aperturar, experimentar, innovar, adaptarse a nuevas realidades, mejoramiento permanente e instaurar el cambio.

Los paradigmas persiguen el cambio y qué, de manera positiva afecte a todas las personas que están involucradas o sean partícipes en un entorno determinado. Teniendo presente que en cualquier parte ya sea en la oficina, en el hogar; también somos gerentes. Se trata de mejorar, de aprender, de investigar, de gerenciar y de liderizar en cada ocupación que tengamos de la mejor manera ya que todos deberíamos estar centrados en el bien común. Para gerenciar y liderizar estos dos elementos que permitan a la persona tener un mejor desarrollo personal  y una visión clara de lo que se quiere.

Debe tenerse en cuenta que el mundo también es comprendido por el paradigma, por ello es necesario que el significado de paradigma es la forma por la cual es entendido el mundo, el hombre y por supuesto las realidades cercanas al conocimiento.

El siglo XXI es un siglo lleno de desafíos de enormes y a medida que el mundo va cambiando tanto los profesionales como las organizaciones  deben tener la capacidad de adaptarse a el cambio, pero principalmente  ellos mismos deben ser parte de ese cambio. Esta realidad nos lleva a analizar nuevas formas o estrategias de gestión para adaptarnos a las exigencias del mundo que nos rodea.

Peter Drucker a través de su ideología nos cultiva ese cambio esperado por el la sociedad del futuro basándonos en sus resaltantes fundamentos que principalmente nos reflejan la concentración como clave para obtener mejores resultado.

Para lograr el éxito en este siglo debemos aplicar el conocimiento para lograr mejoras en las organizaciones aplicando todos los procesos gerenciales al nuevo paradigma y la mejor forma de obtener esto es innovando a través de la adquisición de nuevos conocimientos, nuestra mejor actitud será el estar dispuestos a ser parte del cambio para obtener un éxito integro.

Las competencias gerenciales ayudan a las personas a destacar en distintos ámbitos y en diferentes puestos, así por ejemplo las personas que trabajan en atención al cliente deben tener competencias para la autoadministración y comunicación, en otros campos es importante la planeación y gestión y el trabajo en equipo.

Para ocupar un cargo ejecutivo, como el de gerente general, una persona debe tener una mezcla de varias competencias y no sólo una o dos. ¿Cómo se adquieren estas competencias? No existe una receta que indique la manera de adquirir una u otra competencia, serán la experiencia, las vivencias, la retroalimentación constante, las que ayuden a una persona a adquirir competencias en determinados ámbitos. Entre estas se tienen: comunicación, planeación y gestión, trabajo en equipo, acción estratégica, autoadministración y tolerancia.

Fuente: Meditaciones Gerenciales | Manuel Barroso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.