Tres nuevas leyendas exaltadas en el Salón de la Fama

20161210_133929
Rubén Mijares (izq), Mari Acosta, esposa de Leonicio Acosta (centro) e Hilda Cardenas, madre de Carlos Daniel (der).

El Salón de la Fama se vistió de gala este sábado para enaltecer en la Clase 2016 a tres nuevas leyendas del Béisbol Venezolano.

El concurrido evento contó con la presencia del presidente de la Liga Venezolana del Béisbol Profesional, Oscar Prieto Párraga, antiguas figuras del diamante como David Concepción y Damaso Blanco, el alcalde del municipio Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, entre otras personalidades del ámbito deportivo y político.

El periodista Rubén Mijares, el ex pelotero Dionisio Acosta y el escritor e investigador Carlos Daniel Cárdenas fueron los personajes homenajeados.

Maestro de generaciones

El primer inmortalizado del día fue el periodista Rubén Mijares, hombre de béisbol en la radio, prensa y televisión, que por más de medio siglo se mantuvo en la fuente del primer pasatiempo del venezolano.

No sabría cómo habría sido mi vida sin la pelota, pero tuve suerte a pesar de ser un pelotero malo”, expresó el periodista.

Mijares es uno de los más notables propulsores de la biografía deportiva del país, reconocido por ser el autor de la columna “Béisbol por dentro” publicada por muchos años en los principales diarios del país.

Sin embargo su talento no solo se manifestaba a través de una pluma, su destacaba labor en el análisis de juego lo llevó a la radio y televisión, donde se desempeñó como comentarista.

El analista de béisbol fue uno de los primeros periodistas en cubrir para Venezuela los entrenamientos primaverales del mejor béisbol del mundo.

Sin embargo Rubén Mijares no solo se le reconoce por su trabajo periodístico, también logró ser un ejecutivo en el deporte. Fue gerente general en la LVBP de los Tigres de Aragua (con quienes se coronó campeón), Navegantes del Magallanes, Caribes de Oriente y Bravos de Margarita.

Defensor del gremio peloteril

El recinto deportivo también se enalteció para recibir al ex pelotero Dionisio Acosta, quien en vida luchó por las reivindicaciones del gremio no solo en Venezuela sino en el área del Caribe.

Yo ya lo había exaltado en mi corazón” exclamó su esposa Mari Acosta al recibir el reconocimiento.

No cuenta con un destacado pensum en el terreno de juego, no obstante su rol protagónico dentro del béisbol lo asumió desde la dirigencia para fundar en 1962 la Asociación Única de Peloteros Profesionales de Venezuela.

Su gestión como presidente de la entidad gremial les permitió a los jugadores obtener beneficios económicos y deportivos que los toleteros antes no conocían. Tan bueno fue su trabajo en el país que tuvo repercusión en el caribe, donde los peloteros profesionales siguieron el ejemplo de Venezuela y organizaron el gremio.

Al zuliano se le adjudica como uno de sus grandes logros tomar para la Asociación de Pelotero la organización del Juegos de las Estrellas, haciéndolo atractivo y resultando una muy buena fuente de ingreso para el gremio.

Propulsor del Salón

Finalmente el tercero de los exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Venezolano fue el fallecido Carlos Daniel Cárdenas, soñador de levantamiento del templo donde este sábado fue inmortalizado.

Carlos Cardenas insistió que la creación del recinto debía ubicarse en un lugar concurrido, en un lugar céntrico de fácil acceso. “(Él) imaginaba su museo dentro de un centro comercial que tuviera la forma de diamante de béisbol” destacó Hilda Cardenas madre del escritor.

El caraqueño escribió el libro Venezolanos en las Grandes Ligas, creó el fondo editorial Cardenas Lares, en las que presentó sus obras Play Ball, Vidas y anécdotas de Roberto Tarzan Olivo, Leones del Caracas Crónica de una Transmisión y Venezolanos en el Ring de su autoría compartida con el periodista Spiner García.

De esta manera llega a 74 la cifra de los miembros inmortalizados en el templo de la pelota nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.