Manosalva: iniciamos el año con descalabro en el sector comercio

Guillermo Manosalva

La Cámara de Comercio de Valencia ha evaluado el resultado del acontecer económico del año 2.016, sus efectos y el panorama que se avizora para el 2.017; llega a la conclusión que en cuanto al abastecimiento de productos básicos a principios de año y de acuerdo a consultas realizadas a sus afiliados, no será el más alentador, indicó Guillermo Manosalva, presidente de la institución, en rueda de prensa ofrecida para dar a conocer los resultados del sector económico del año pasado, panorama y prospectiva de este año en el comercio de Valencia; así como también, la posición de este ente con los diversos planteamientos realizados en días pasados por el gobierno nacional; entre ellos destaca, el aumento del salario mínimo.

“Consideramos que hasta que ocurra un verdadero cambio en la política cambiaria y de controles de gobierno, no habrá soluciones al grave problema socioeconómico en el país”, puntualizó Manosalva.

Los comerciantes dejamos de hablar en términos de inventarios, tomando en cuenta que solo hay en el país entre el 25% al 30% de producción nacional, lo que no es suficiente y las importaciones han disminuido hasta un 90%, lo que imposibilita poder llenar los anaqueles de productos básicos y de primera necesidad. Es necesaria una revisión completa, una restructuración y unificación en el sistema cambiario que permita un verdadero y democrático acceso a las divisas, sino las complejas y agravantes circunstancias que vivimos en el 2.016 no van a cambiar, agregó.

Éste ente exige acabar con los operativos donde ha habido maltrato, humillación y vejamen contra los comerciantes. Tomando en cuenta qué cuando a un comercio lo cierran arbitrariamente o lo obligan a rebajar los precios sin consideración a las estructuras de costos y reposición de inventario, es poco probable que después vuelva abrir.

La política salarial ha sido también un desastre inflacionario, afectando el destino de empresas y comercios en muchos casos. Para este 2.016 cerca de un 25% generaron un paro técnico tras el incremento del salario mínimo y tickets de alimentación anunciado sin concertación por el Presidente de la República. Observamos que cerca del 35% de empresas en este sector comenzaron el primero de noviembre a salir de vacaciones colectivas porque no tenían productos que vender, a la fecha se mantiene un 30% todavía cerrado.

La Cámara de Comercio de Valencia considera que el reciente aumento del salario mínimo comenzando el 2.017, continuará siendo un detonante para aumentar la escasez, el desabastecimiento y la inflación. Aseguramos con la seriedad que ha caracterizado esta institución que muchos comercios han cerrado de forma definitiva para 2.016. La cifra es de 1.100, con 3.300 nuevos desempleados directos y esta medida seguirá contribuyendo con esta lamentable situación.

El panorama que se divisa es nada alentador, con una inflación estimada en 450% como mínimo, exhortamos a los comerciantes a gerenciar en incertidumbre y les recomendamos analizar su propia inflación. El año pasado hubo empresas que tuvieron una inflación de 400% y otras del 1.000%, esto depende de los sectores donde se esté desarrollando las mismas. Este año, deben tomarse en cuenta para las estructuras de costos éstos valores ya que estarán cambiando todas las semanas, sino se eliminan los entuertos que se quieren implementar, por lo que recomendamos hacer un monitoreo constante; casi a diario de los costos, aseveró.

En la Cámara de Comercio de Valencia apostamos al acuerdo, a la concertación, en una visión compartida para poder salir adelante, porque el comercio es una actividad que mueve al ser humano desde hace 5.000 años, es un aliciente fundamental para el desarrollo sostenible y competitivo del país.

Nota de Prensa